Župa Uznesenja Blažene Djevice Marije - Katedrala Poreč

: Ja sam vrata, govori Gospodin, tko kroz međe uđe, spasit će se; ulazit će i izlaziti i pašu nalaziti. (Usp. Iv 10, 9)
: Neka ti srce bude posudica koju ćeš uvijek napuniti na izvoru Božje ljubavi! (sv. Katarina Sijenska)
: "Ja sam svjetlo svijeta; tko ide za mnom, neće hoditi u tami, nego će imati svjetlost života." - Ivan 8,12
Hrvatski Deutsch English Italiano Français Español Pусский

Situada en la costa occidental de la peninsula de Istria, Porec es la ciudad cuyos origenes se remontan a la antiguedad. El Imperio romano dejo huella en los edificios que aun hoy, aunque en ruinas, llaman la atencion de los habitantes o transeuntes. Porec esta orgullosa de su presencia secular en este maravilloso ambito y abre las puertas de par en par al hombre contemporaneo que necesita un poco de descanso despues del arduo trabajo. Para mucha gente, el maravilloso paisaje, un mar limpio, una costa escarpada y una naturaleza virgen representan un desafio para realizar una corta o prolongada estancia.

La basilica de Eufrasio del siglo VI es el edificio mas importante para el reconocimiento de Porec en el mundo. Es el orgullo de los habitantes y el lugar de reunion para muchos visitantes. El primer encuentro con el complejo de la basilica eufrasiana generalmente produce asombro y encanto en todos. El 6 de diciembre de 1997 la UNESCO declaro el Conjunto Episcopal de la Basilica Eufrasiana Patrimonio de la Humanidad debido a su belleza y estado de conservacion.

A principios del siglo XX, el obispo Flapp mando construir una puerta monumental de acceso al Complejo Episcopal de la Basilica de Eufrasio. Los mosaicos de la luneta sobre la puerta de hierro representan a Jesucristo rodeado por una frase del Evangelio: "Yo soy la puerta; el que por entrare Mi, sera salvo." (Juan 10, 9). Esta es la puerta a los ambitos excepcionales de fe, cultura, arte e historia de estas regiones. !Bienvenidos!

Porec supo de los cristianos ya en los primeros siglos despues de Cristo. En las ultimas decadas del siglo II se inicio una comunidad cristiana con el obispo Mauro. Los cristianos se reunian en secreto en la casa privada del obispo que se convirtio en la primera iglesia. El suelo del comedor de aquella casa estaba revestido con un mosaico representando un pez que, ademas de servir como adorno, era tambien un simbolo. Las iniciales de la palabra griega ICHTHYS significan: Jesus Cristo, Hijo de Dios, Salvador.

El obispo Mauro, juntamente con los clerigos de Porec: Eleuterio, Proyecto, Acolito, al igual que Demetrio y Julian - quienes no se sabe si fueron laicos o clerigos – y otros cuatro laicos sufrieron muerte martirial, probablemente a mediados del siglo III (253 - 260) o alrededor de 303, como mas tarde. En 313, cuando el emperador Constantino autorizo el culto cristiano, los cristianos de Porec ampliaron el comedor de la casa del bispo y martir San Mauro y abrieron la primera iglesia publica. En la segunda mitad del siglo IV (ano 380) en este mismo lugar se construyo la primera basilica adonde los restos mortales del obispo Mauro y de otros martires fueron trasladados con solemnidad desde el cementerio paleocristiano - que se encontraba en aquel entonces fuera de las murallas de la ciudad - y colocados en el altar central de la basilica y en el espacio del episcopio.

Una lapida encontrada en 1847 atestigua la existencia de San Mauro y el traslado de sus reliquias a la primera basilica del siglo IV.

“Este lugar sagrado contiene el cuerpo esplendido de Mauro martir. Esta primera iglesia fue restaurada gracias a sus oraciones. Fue trasladado con dignidad aqui, donde llego a ser obispo y martir, por lo cual se ha duplicado el honor de este lugar”.

En la primera mitad del siglo V, en este mismo emplazamiento, una gran basilica fue erigida al lado de la ya existente, llamada basilica preeufrasiana.

Los mosaicos del suelo de la sala de culto de la basilica preeufrasiana estan en la sacristia antigua. Las paredes se encuentran decoradas con frescos del siglo XV.

A mediados del siglo VI (543 - 554) el obispo Eufrasio, al haber visto el estado ruinoso de la basilica, mando demolerla casi entera e hizo construir una basilica magnifica de tres naves, que aun hoy causa admiracion. En aquella epoca se construyo el complejo entero: el atrio, el palacio episcopal, e incluso se restauro el baptisterio antiguo. Mas tarde, en la segunda mitad del siglo VI se construyo cella trichora (probablemente como mausoleo del obispo Eufrasio).

En el estilo de construccion, en las decoraciones y en la ornamentacion de la basilica en Porec se percibe la gran influencia de Constantinopla, centro de las corrientes artisticas paleobizantinas. Las columnas y los capiteles en la basilica fueron transportados desde los talleres del Proconeso, una isla del mar de Marmara cerca de Constantinopla.

La arcada que separa la nave central de la nave septentrional esta decorada con el maravilloso estuco de la antiguedad tardia, mientras que la arcada meridional quedo sin estuco tras el terremoto de 1440.

La balaustrada del santuario fue restaurada sin columnas, que actualmente se conservan en el atrio. El abside central de la basilica, con sus esplendidos mosaicos, llama la atencion de las personas que entran en la iglesia. En la parte superior aparece representado Jesucristo con los doce apostoles, sentado como Soberano sobre un globo, y llevando en la mano un libro en el que se lee: Ego sum lux vera. “Yo soy la luz verdadera.”

La boveda del abside esta decorada con una representacion de la Santisima Virgen asunta al cielo. Sentada en su trono celestial y rodeada de angeles, ofrece a Jesus, su Hijo e Hijo de Dios, a los hombres. La mano del Padre Celestial, emergiendo de la nube, corona a Maria. En el lado derecho, junto a un angel, se aprecian los martires de Porec, sin sus nombres inscritos; probablemente son los Santos Eleuterio, Acolito y Proyecto. A la izquierda, el angel es precedido por San Mauro, martir y primer obispo de Porec, por el obispo Eufrasio, representado con la basilica en sus manos, y por el archidiacono Claudio, hermano del obispo Eufrasio, con su hijo, tambien llamado Eufrasio.

El entredos del arco triunfal esta adornado con una fila de medallones con efigies de santas virgenes y martires en un fondo oscuro, mientras que el medallon central representa, rodeado de estrellas, al Agnus Dei (Cordero de Dios), simbolo del sacrificio de Cristo por toda la Humanidad.

En el lado izquierdo del abside central esta representada la Anunciacion: un angel en movimiento y la turbacion de la Santisima Virgen Maria, sentada ante una casa nazarena parecida a la basilica de Porec. Ahi se encuentran lo divino y lo mundano, Dios y el hombre: el Dios que se encarna y se hace Hombre.

A la derecha del abside central aparece la escena de la Visitacion, en que la Virgen encinta de Jesus, visita a su pariente Santa Isabel, anciana y embarazada de San Juan Bautista. Es un encuentro entre las dos madres que han aceptado la llamada de Dios a una maternidad sobrenatural.

Detras del trono episcopal, en el abside central, se encuentra el mensajero celestial: un angel que lleva en sus manos los simbolos de Jesucristo Salvador del mundo.

En el lado izquierdo (al norte) se encuentra la representacion del sacerdote Zacarias, padre de Juan el Bautista, a quien se le aparecio el Angel y le anuncio el nacimiento de su hijo.

En el lado derecho (al sur) se situa la representacion de Juan el Bautista, precursor y mensajero de Jesus.

En el registro inferior, a ambos lados del trono episcopal hecho en marmol, el abside central esta adornado con nacar, ceramica vidriada e incrustaciones de marmol, (algunas tienen su origen en los antiguos templos paganos de la primera mitad del siglo I).

En el ciborio - baldaquin - del obispo Oton, de 1277, los medallones del mosaico representan imagenes de los martires de Porec, San Mauro y San Acolito, igual que San Eleuterio y San Proyecto, con ornamento episcopal (aunque no fueron obispos sino sacerdotes), que sufrieron martirio junto a San Mauro. En los medallones tambien aparecen Demetrio y Julian, martires de Porec, en vestido seglar, con la cruz en sus manos. Sus reliquias fueron halladas en la iglesia del palacio episcopal a principios del siglo XIII en epoca del obispo Fulquerio de Porec. Lo mas probable es que el obispo Eufrasio, durante la construccion de la basilica, mandase edificar esta iglesia en la que deposito las reliquias de otros martires de Porec.

En lugar del pequeno altar de marmol, donde el obispo Eufrasio habia colocado las reliquias de San Mauro y San Eleuterio y que despues estara en el abside al lado derecho (al sur) de la basilica, se coloco un nuevo altar grande para el cual el obispo Juan de Porec, de origen croata, mando hacer un antipendio de plata dorada en 1452. Partes del altar fueron robadas en 1669 y 1974. El obispo Juan de Porec, el gran benefactor de la basilica, esta enterrado en el santuario a la izquierda (la parte norte) del presbiterio.

En la guerra de Venecia y Genova en 1354 llevaron las reliquias de San Mauro y San Eleuterio a Genova, como botin de guerra. En 1508 el obispo Tasso recibio de Genova unas particulas de los huesos de San Mauro y San Eleuterio y mando hacer un relicario para guardarlas. En 1934 Genova devolvio con mucha ceremonia las reliquias de santos martires de Porec. Ya no se guardan en el sarcofago sino en el altar central. El 21 de noviembre, dia de San Mauro, las reliquias se exponen a la publica veneracion.

En el abside izquierdo (al norte), Cristo corona a Santos Cosme y Damian, medicos y martires. En el abside derecho (al sur), Cristo corona a San Vital y San Severo, obispos de Ravena. El altar del siglo VI, que antes se encontraba en el abside central y donde se guardaban las reliquias de San Mauro, colocadas por el obispo Eufrasio, esta actualmente en el lapidario. El obispo se describio a si mismo como "pastor en la iglesia de la Santisima Virgen Maria y de San Mauro martir, el que nunca habia rechazado aceptar la palma del martirio en nombre de Cristo."

El suelo de la basilica fue adornado con mosaicos. Se descubrieron dos capas de mosaicos: la capa inferior pertenece a la basilica del siglo V y la superior a la basilica eufrasiana del siglo VI.

En 1247 el obispo Pagano de Porec mando hacer un gran sarcofago de marmol para guardar las reliquias de los Santos Mauro y Eleuterio. El sarcofago se encontraba al principio detras del altar de aquellos dos santos, en la nave meridional, y ahora esta colocado en cella trichora.

Al sur de la basilica se encuentra la capilla de la Madre de Dios, que hizo construir en el emplazamiento de la antigua capilla el obispo Peteani durante la restauracion de la basilica entre 1844 y 1846. "La Ultima Cena", una pintura grande en lienzo de Jacobo Palma el Joven, se conserva en la capilla. En ese lugar tambien se encuentra un altar barroco con la estatua de la Madre de Dios, venerada en la Edad Media como milagrosa.

Despues de la Primera Guerra Mundial, al sur de la capilla de la Madre de Dios se construyo una capilla que albergaba un altar de marmol del Sagrado Corazon de Jesus que anteriormente estaba situado al lado derecho del interior de la basilica, donde hoy se encuentra la silleria del coro.

En la mitad del siglo XV el obispo Juan de Porec hizo construir la silleria del coro de estilo gotico flamigero. Por un lado, la silleria lleva tallada su imagen.

En la segunda mitad del siglo XVII, a la derecha (al sur) de la basilica, adyacente a la entrada, fue construida en el emplazamiento de las antiguas iglesias pequenas de Santa Catalina y San Antonio abad, una iglesia votiva municipal, a causa de la peste. Esta dedicada a la Santa Cruz. En el altar se destaca una cruz de estilo goticorenacentista del siglo XV.

El mosaico en la fachada de la basilica representa imagenes de cuatro martires, asesinados con San Mauro. Junto a las ventanas se perciben siete candelabros apocalipticos. La parte superior de la fachada fue antes ocupada por el mosaico representando al Salvador en el globo y a doce apostoles. La pared trasera, encima del techo del abside, estaba decorada con el mosaico de la Transfiguracion de Jesus (los vestigios son visibles).

Delante de la entrada a la basilica se encuentra el atrio cuadrado y cubierto, con tres arcos a cada lado. La parte central, bordeada de arcos, es un espacio abierto. Los brazos oriental y occidental, que llevan a la basilica y al baptisterio, tienen el arco central elevado. Los arcos estan sustentados por columnas y capiteles que siguen las tradiciones artisticas paleo-bizantinas. Fueron transportados de Bizancio, igual que los del interior de la basilica. En los siglos XVI y XVII, en el tiempo de las grandes epidemias, el atrio y alrededores del espacio eclesiastico servian como cementerio. En la segunda mitad del siglo XIX el atrio fue totalmente restaurado. Las paredes del atrio funcionan como un amplio espacio de exposicion permanente con los fragmentos de monumentos de piedra provenientes de las distintas epocas del complejo episcopal.

Situado en la parte oeste del complejo, con la entrada orientada hacia la basilica, el baptisterio data del siglo V, pero fue restaurado y decorado por el obispo Eufrasio en el siglo VI. Nuevas y grandes restauraciones tuvieron lugar en 1881 y en 1935. Con tres entradas, el baptisterio es un edificio octogonal, con la pila bautismal hexagonal en el centro, rodeado de un deambulatorio en forma de hexadecagono, cubierto con un techo inclinado. Por encima de la pila bautismal, que estaba enrejada, se ubicaba el ciborio. Las decoraciones en el interior indicaban la importancia de ese lugar. Aqui se encuentra la lapida del cementerio municipal que fue trasladada a la primera basilica del siglo IV, con ocasion de la traslacion de las reliquias de San Mauro.

En la Edad Media, el campanario estaba al lado de la iglesia. Asi, al complejo de la basilica eufrasiana se suma un campanario al oeste del baptisterio en 1522. Con sus 35 metros de altura, es un maravilloso mirador.

El palacio episcopal, erigido a finales del siglo V o principios del VI al noroeste de la basilica, forma parte del complejo basilical. En el primer piso hay una amplia sala con absides semicirculares al norte y flanqueada por dos capillas pequenas. Antes servia de sala de audiencias del obispo.

En el atrio, delante de la entrada al palacio episcopal, se encuentran expuestos objetos de piedra, capiteles y varias placas con inscripciones grabadas en piedra que formaban parte de las antiguas basilicas. Es un anexo a los objetos que se conservan en el lapidario. La planta baja del palacio episcopal alberga la parte mas importante de la coleccion de lapidas. Se pueden ver los fragmentos originales de pavimentos de mosaicos de los siglos IV y V y se conserva el pez, simbolo de Jesucristo y del cristianismo de este lugar. Al lado del pez se encuentra el altar en donde se guardaban las reliquias de San Mauro y San Eleuterio. La catedra de piedra es de principios del siglo IX (800), proveniente probablemente de la abadia benedictina de San Casio de Predol (en Porec).

Las salas del primer piso del palacio episcopal - el obispado - estan reservadas para la exposicion de arte eclesiastico en la region a traves de los siglos. Desde siempre, la Iglesia ha tenido especial cuidado con la organizacion y custodia de los objetos y espacios liturgicos. Se pueden ver calices, copones, relicarios, casullas, altares, sacras de altar, estatuas, crucifijos de varias epocas, incluso muebles etc.

Porec es una ciudad maravillosa. Cada pedacito de piedra forma parte de su rica cultura, de su arte, su historia y su fe. De manera especial lo es tambien la basilica eufrasiana que, a traves de su arquitectura y sus mosaicos, es testigo del antiguo pasado, de la fuerza de la fe que alentaba a los martires en su testimonio e inspiraba a los fieles a construir y a guardar esa perla magnifica como un regalo de Dios para el presente y el futuro... !Y hoy nosotros estamos invitados a ser guardianes de todo esto!

Esta es la luz verdadera...